• El conocimiento de una mujer sobre su propio cuerpo y sus ciclos menstruales es el primer paso en la búsqueda del embarazo.
  • En cada ciclo sólo existen unos pocos días fértiles en los que se dan las circunstancias necesarias para que se produzca el embarazo, conocidos como ventana fértil.
Studies show good health is all important

¿Qué es la ventana fértil?

Se trata de aquellos días del ciclo menstrual en los que el embarazo es posible. Los espermatozoides pueden sobrevivir dentro del cuerpo de la mujer hasta cinco días, mientras que el óvulo puede ser fecundado tan sólo en las 24 horas posteriores a la ovulación. Por este motivo se considera que la ventana fértil tiene una duración de cinco días, aunque las mayores probabilidades de embarazo se concentran en el día de la ovulación y los dos días previos.

Fuera de los días fértiles, las probabilidades de embarazo se reducen rápidamente (tanto en los días previos como posteriores a la ovulación) dificultando mucho el embarazo.

El ciclo menstrual y la ovulación

La función de cada ciclo menstrual es la de madurar y liberar un óvulo para que pueda ser fecundado y a la vez preparar el útero para poder recibir el posible embrión. Así, el cuerpo de la mujer se prepara para un potencial embarazo cada ciclo.

En caso de que no tenga lugar la implantación del embrión en el útero, se reinicia el proceso, desprendiéndose las capas más superficiales del endometrio, junto con sangre y otros fluidos que componen el flujo menstrual.

La duración del ciclo menstrual es variable en cada mujer e incluso pueden existir importantes variaciones en la misma persona según sus circunstancias o características.

Se considera el primer día que aparece el flujo menstrual como el primer día del ciclo, que se extiende hasta la aparición del siguiente período. La duración más habitual del ciclo menstrual es de 28 días aunque puede variar considerablemente.

La ovulación es el suceso más importante de cada ciclo, dividiéndolo en dos fases. Los días anteriores a la ovulación se conocen como fase folicular y los posteriores como fase lútea. Mientras que la duración de la fase folicular puede variar considerablemente en la misma mujer, la fase lútea es muy constante y raramente varía más de dos o tres días.

Conocer mis días fértiles

El interés por poder determinar los días más fértiles de una mujer (con fines concepcionales o anticonceptivos) ha incentivado el desarrollo de múltiples creencias y técnicas a lo largo de la historia. Actualmente coexisten métodos muy sencillos con métodos mucho más complejos para que una mujer pueda determinar sus días fértiles (a parte de la ayuda de la ecografía hecha por un profesional). Destacamos cuatro grandes grupos:

  • Moco cervical:

La gran mayoría de las mujeres experimenta un cambio en la textura de su moco cervical a lo largo de su ciclo menstrual. Por su simplicidad y eficacia merece ser tenida en cuenta por toda mujer que desee conocer sus días fértiles.

Como consecuencia de los niveles crecientes de estrógenos los días previos a la ovulación, el moco cervical se vuelve más líquido, adquiere una textura más elástica y un color cada vez más transparente (parecido a la clara de un huevo).

  • Temperatura basal:

Esta técnica puede ser muy eficaz si se lleva a cabo correctamente, aunque en ocasiones puede resultar complicado llevarla a cabo con la precisión requerida.

La liberación de progesterona que se produce inmediatamente después de la ovulación hace que la temperatura corporal de la mujer aumente entre 0.2 y 0.5 grados centígrados. A fin de detectar este aumento, es necesario que la mujer se tome la temperatura corporal nada más despertarse. Es importante que sea siempre más o menos a la misma hora, con el mismo termómetro y en el mismo lugar del cuerpo, por lo que puede resultar un tanto tedioso.

  • Tests de ovulación:

Probablemente toda mujer que busque el embarazo conoce estos tests que miden la concentración en la orina de la llamada hormona luteinizante, responsable de la ovulación.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que un aumento en la liberación de esta hormona no garantiza que se haya producido la ovulación en todos los casos. Además, pueden ser necesarios muchos tests para determinar una ovulación. Las mujeres que presentan habitualmente ciclos muy irregulares inician su uso alrededor del día de ovulación teórico para su ciclo más corto. Si el ciclo resulta ser más largo, el día de la potencial ovulación se difiere, con lo que el consumo de tests aumenta notablemente.

  • Método del calendario:

Para calcular los días fértiles se asume que la ovulación tiene lugar 14 días antes de la aparición de la siguiente menstruación. De este modo, una vez determinada la duración media de los ciclos menstruales de una mujer, se calcula el día de la ovulación. Este método es muy poco fiable en mujeres con ciclos irregulares.

En definitiva, no existe un sólo método sencillo y eficaz para conocer los días fértiles de una mujer, especialmente cuando ésta presenta ciclos menstruales de duración variable. Nuestra recomendación es que cada mujer profundice en el conocimiento de su ciclo menstrual y combine diferentes métodos para conseguir una mayor fiabilidad.

Actualmente existen múltiples aplicaciones móviles que pueden ser útiles para recopilar los datos de los distintos métodos. Las más sencillas se basan sólo en los días del calendario, (por lo que son muy poco fiables), mientras que otras permiten introducir datos sobre el moco cervical, la temperatura corporal etc. Pueden ser una herramienta útil para recopilar datos y llevarlos contigo, pero siempre entendiéndolas como una ayuda para conocer mejor tu cuerpo y tus ciclos menstruales.

2017-07-29T10:21:37+00:00