Conseguir el embarazo: el estilo de vida S√ć importa

Conseguir el embarazo puede ser un gran reto. De hecho, buscar el embarazo es una de las decisiones m√°s trascendentales en una pareja, pero conseguirlo no siempre es sencillo.

Hay muchos factores que pueden influir en el ansiado positivo, pero lo que está claro es que el estilo de vida sí importa. 

En este artículo te mostraremos cómo influyen tus hábitos, y verás que con algunos cambios en tu estilo de vida (y el de tu pareja), puedes conseguir el embarazo (o, como mínimo, mejorar tus posibilidades para el embarazo). 

 

¬ŅQu√© entendemos por estilo de vida?

Muchas veces habr√°s le√≠do que el estilo de vida es muy importante a la hora de ir a buscar un beb√©. Es cierto, pero‚Ķ ¬Ņa qu√© se refiere todo el mundo cuando habla del estilo de vida?¬†

El estilo de vida es un concepto sociológico que, en el ámbito de la salud, está constituido por el conjunto de hábitos y rutinas familiares que pueden influir en la consecución de un embarazo. Estos incluyen el ejercicio físico, la alimentación, el consumo (o más bien la falta de) alcohol y otras sustancias, y el estrés o la gestión de este. 

 

¬ŅC√≥mo influye el estilo de vida en la fertilidad y el embarazo?¬†

 

El impacto de la dieta y el ejercicio en la fertilidad y el embarazo

La forma en que comemos influye mucho en cómo nuestro cuerpo realiza todas sus funciones vitales. Y entre ellas, por supuesto, están las funciones reproductivas. El equilibrio hormonal, la calidad del esperma, o  los ciclos menstruales regulares -que pueden facilitar la concepción- pueden mejorarse gracias a una dieta saludable. A continuación, te damos algunos consejos y evidencias científicas que pueden ayudarte a mejorar la fertilidad y a conseguir el embarazo. 

 

Escoge alimentos ricos en hierro

Una dieta rica en hierro puede disminuir el riesgo de infertilidad ovulatoria (seg√ļn el estudio ‚ÄúNurses Health¬† Study II‚ÄĚ, que monitoriz√≥ a 18.500 mujeres que intentaban quedar embarazadas). Alimentos ricos en hierro que puedes incluir en tu dieta son las legumbres, los huevos, las lentejas, las espinacas o algunos cereales integrales. Adem√°s, el hecho de a√Īadir al plato un poco de vitamina C (como la presente en c√≠tricos, pimientos o frutos rojos) incrementa la absorci√≥n del hierro.¬†

La dieta de la fertilidad

En 2007, un equipo de investigadores de Harvard public√≥ un estudio, ‚ÄúThe Fertility diet‚ÄĚ (sobre el que se edit√≥ un libro en 2009), que descubri√≥ que las mujeres que segu√≠an esta dieta ten√≠an un 66% menos de riesgo de infertilidad ovulatoria, y un 27% de reducci√≥n del riesgo de infertilidad por otras causas que otras mujeres que no segu√≠an este tipo de dieta. Esta dieta, pensada para aumentar la fertilidad y las probabilidades de embarazo, aportaba algunas recomendaciones hoy ampliamente conocidas de la dieta mediterr√°nea:

  • ¬† ¬† ¬† Comer menos grasas trans, y m√°s grasas saludables como el aceite de oliva o el aguacate.
  • ¬† ¬† ¬† Comer m√°s prote√≠na vegetal y menos animal.
  • ¬† ¬† ¬† Mantener una dieta alta en fibra, baja en alimentos ricos en carbohidratos y de alto √≠ndice gluc√©mico (incluyendo la pasta y los cereales refinados).
  • ¬† ¬† ¬† Tomar vitaminas adecuadas para el embarazo.¬†¬†
  • ¬† ¬† ¬† L√°cteos altos en grasa en lugar de los descremados.

En general, comer más verduras, menos grasas saturadas, incluyendo la mitad de los cereales integrales y tomar alimentos ricos en calcio deberían ser suficientes para el aporte de nutrientes necesarios para una fertilidad adecuada. Además, esto permitirá que el peso sea el adecuado, lo que nos lleva a otro de los consejos alrededor de la fertilidad.

Mantén un peso saludable para mejorar las posibilidades de embarazo

Las investigaciones médicas reportan que casi el 30% de los casos de infertilidad son debidos a problemas con el peso, ya sea por exceso de peso o por un peso demasiado bajo. Los problemas de peso pueden alterar los niveles hormonales y la regularidad en la ovulación, lo que puede dificultar el embarazo.

En el caso del sobrepeso, una pérdida de tan solo un 5% del peso puede ser suficiente para lograr quedar embarazada.

Si buscas un embarazo, haz ejercicio…con moderación

Los estudios demuestran que hacer ejercicio es bueno para mantener un peso saludable, lo que ya hemos visto que repercute positivamente en las posibilidades de conseguir el embarazo. Además de los beneficios en el peso y la forma física, el ejercicio tiene un claro componente psicológico, ya que libera endorfinas, y eso genera una sensación de bienestar que mantiene a raya el estrés, uno de los grandes enemigos de la fertilidad.

En el caso del ejercicio, hay que limitar los ejercicios de altísima intensidad a unas cinco horas por semana, ya que podrían alterar las probabilidades de conseguir el embarazo.

No te olvides del ácido fólico

Aunque no es literalmente algo que ayude a la fertilidad, sí que es cierto que el ácido fólico es de vital importancia una vez ya se ha conseguido el embarazo. Por ello, es importante que antes de concebir, la mujer ya tome suplementos de ácido fólico. 

Además de en los suplementos, el ácido fólico se encuentra en las verduras de hoja verde oscura, y es necesaria para prevenir defectos en el tubo neural del bebé, que se desarrolla cuando muchas mujeres todavía no son conscientes de que están embarazadas. 

 

Cómo el estrés influye en que te quedes embarazada

El estrés puede tener consecuencias en la fertilidad, tanto masculina como femenina.

La sociedad de hoy en d√≠a lleva muchas veces en su ADN el hecho de ir siempre corriendo, y tener siempre altas dosis de estr√©s. Procura, tanto t√ļ como tu pareja, gestionar el estr√©s y evitar la presi√≥n externa de conseguir el embarazo. Guardad esta noticia para vosotros, para evitar que las preguntas de familiares y amigos puedan ser una carga m√°s en vuestra mente. Tambi√©n pod√©is decidir ir juntos a yoga, asistir a clases de meditaci√≥n o daros un masaje conjunto.¬†

Además de reforzar vuestra relación de pareja, estaréis mejorando también vuestras posibilidades de conseguir el embarazo.  

 

El estilo de vida influye, y mucho, en las probabilidades de conseguir el embarazo. 

Algunos consejos para cambiar vuestro estilo de vida y quedaros embarazados pueden ser obvios, otros no tanto. ¬ŅCon cu√°l de los conejos te quedas t√ļ?