¿Quién debe llevar la iniciativa en las relaciones sexuales?

Este es un gran tema, la verdad. En la sociedad en la que vivimos estamos rodeados de topicazos que nos condicionan hasta en las relaciones íntimas. Y cuando una pareja quiere concebir, ya ni hablamos.

Como ya es hora de echar por tierra argumentos y creencias de tiempos pasados y de disfrutar de nuestra intimidad como a cada uno le venga en gana, vamos a hablar de ello en este artículo. 

Veremos qué tópicos son falsos y cómo afrontar nuestros cambios en lo que a tomar la iniciativa en las relaciones sexuales se refiere.

El apetito sexual: ¿es igual en hombres y en mujeres?

Lejos quedaron ya los tiempos en que a las mujeres se les prohibía hablar sobre su sexualidad. Hubo momentos en que resultaba escandaloso incluso que conociesen cómo tener relaciones sexuales con su marido.

Hoy en día, y por suerte, hemos normalizado que todas las personas hablen de sexo. Forma parte de la educación en los jóvenes y es algo que dejó de ser tabú.

Por eso es mucho más frecuente que las mujeres hablen abiertamente de sexo. Los hombres ya lo hacían, sobre todo para presumir “de hombría”. 

La mujer ha abandonado el papel sumiso en la alcoba y a nadie le escandaliza que tenga apetito sexual. Es lo natural.

Pero, ¿es igual en hombres que en mujeres?

Incluso comparando entre personas del mismo sexo nos encontramos con niveles de deseo diferentes. Cada uno vive el erotismo y el sexo a su manera.

También es verdad que, en rasgos generales, hay estudios que demuestran que los hombres y las mujeres no muestran deseo de la misma manera o con la misma frecuencia. Es normal, somos biológicamente diferentes.

Los hombres tienden a sentir deseo de manera más espontánea y normalmente ya están motivados antes de que el encuentro tenga lugar.

Sin embargo, en el caso de las mujeres el deseo llega más tarde. Si bien tienen que estar predispuestas a iniciar el encuentro sexual, es en los preliminares donde alcanzan el mismo nivel de deseo que el hombre.

Es por esta diferencia por lo que se asocia que en las relaciones de parejas heterosexuales es el hombre el que lleva la iniciativa. Sin embargo, para gustos los colores: hay mujeres que sienten, y manifiestan, que tienen tanto o más apetito sexual que los hombres.

¡Ojo! Eso no significa que no haya excepciones o incluso que cambie por temporadas o en diferentes etapas de nuestra vida.

¿Qué factores afectan al apetito sexual?

El tener más o menos iniciativa a la hora de dar el primer paso para mantener relaciones sexuales con tu pareja no depende solo de tu género biológico.

Ni siquiera tiene porqué ser siempre igual en una pareja, se puede ir alternando de manera natural e instintiva, dependiendo de muchos factores.

Veamos los más comunes:

Circunstancias de la vida de cada uno

Ambos miembros de la pareja, aunque compartan una vida en común, tienen momentos vitales en los que su cuerpo y su mente cambian y evolucionan. Todo lo que nos rodea nos afecta de un modo u otro. De manera positiva y también negativa. Y el apetito sexual puede verse afectado. Nada que no se pueda resolver con una gran dosis de empatía y cariño.

El momento en el que se encuentre la pareja

No es lo mismo los primeros encuentros que la estabilidad de una relación duradera. La pasión cambia con la relación y los niveles de deseo también. Por suerte hay muchas opciones para evitar el aburrimiento y para romper la monotonía. Y lo más importante, ya no es tabú reconocer que se recurre a la imaginación para mantener viva la llama.

La temporalidad

Que habitualmente sea el quien hombre la iniciativa en una pareja heterosexual no significa que cuando eso no ocurra haya algún problema. No son más que rachas. Y que sea la mujer la que dé el primer paso es perfectamente lógico y natural. Al fin y al cabo, si hay complicidad entre ambos esto no debería ni plantearse.

Las hormonas y los ciclos

Conocerás de sobra que el factor hormonal también tiene un fuerte componente biológico. Los hombres tienen unos niveles muy altos de testosterona por las mañanas, de ahí provienen las erecciones matutinas. Y las mujeres tienen un ciclo que varía mucho sus niveles hormonales en un rango de unos 28 días. Pero el mayor estímulo para aumentar el apetito sexual ocurre en nuestro cerebro. Así que es el mejor aliado tanto para hombres como para mujeres: la imaginación es el mejor aliado en la cama.

El trabajo, la casa, los hijos, …

Todo afecta a tu relación de pareja. Si no te encuentras bien anímicamente el cuerpo lo nota. Y las ganas de tener o no relaciones sexuales también, da igual el género de la persona. El entorno afecta y ayudar a tu pareja a olvidarlo aunque solo sea por un rato no siempre es tarea fácil. Tampoco imposible.

¿Quién debe llevar la iniciativa en las relaciones sexuales?

Si has llegado hasta aquí te habrás dado cuenta de que hay que quitarle mucho hierro al asunto.

Si bien biológicamente los hombres y las mujeres son diferentes, hay muchos otros factores que influyen en el apetito sexual y en quien da el primer paso en los encuentros. 

Olvídate de roles preestablecidos y recuerda que al final lo único que importa es que la experiencia sea placentera para ambos. Solo de esta manera conseguirás una relación de pareja sana y en la que la llama y las ganas no desaparezcan en ambos. Apoyo mutuo, respeto, comunicación y comprensión.

Y oye, que si ves que estás en un momento bajo, consulta con un experto y quizá sea solo cuestión de tomar un complemento que te aumente la líbido

A parte de ir a la sección específica de vida sexual de la web, aquí te dejo una comparativa de varios de los mejores productos y más recomendados para aumentar el vigor y la actividad sexual