Mitos y verdades sobre las mejores posturas para quedarse embarazada

Muchos son los factores que intervienen en el éxito de la concepción: una alimentación saludable, la ausencia de estrés y factores genéticos, entre otros. En concreto, algo sobre lo que seguramente has oído hablar, o has leído, es acerca de las mejores posturas sexuales para conseguir el embarazo.

En este artículo vamos a centrarnos en ello, y veremos si tienen una base científica o son solo mitos sin fundamento.

¿Es realmente eficaz practicar el sexo en ciertas posturas si estás buscando el embarazo? A continuación, los hechos.

kamasutra 

LINK: aquí encontrarás varias ideas… 

Qué posturas son las mejores para quedarse embarazada

Vamos a comenzar por explicar cuáles son las posturas a las que se les considera mejores para que el espermatozoide fecunde el óvulo.

En general, se cree que todas aquellas que consiguen una penetración mucho más profunda del pene en la vagina se las considera buenas para conseguir ese embarazo buscado. 

¿Y cuáles son? Te van a sonar todas o casi todas.

  • El misionero: un clásico, ¿no? Ambos en posición horizontal, para evitar la gravedad.
  • Piernas en los hombros: mucho más profunda que la anterior. Es igual pero la mujer apoya sus piernas en los hombros del hombre.
  • La cucharita: ambos tumbados de lado, con la mujer de espaldas al hombre que la penetra desde atrás.
  • El perrito: parecida a la anterior pero con la mujer a “cuatro patas” y el hombre arrodillado desde atrás consigue una de las penetraciones más profundas posibles.

Si te fijas, todas tienen algo en común: la posición en horizontal de la mujer y una eyaculación profunda. 

Hay quienes además creen que la mujer debe quedarse tumbada tras el coito e incluso levantar las piernas para evitar que el semen se salga, por efecto de la gravedad.

Hay algunas posturas más, pero no vamos a profundizar en ello, porque lo realmente importante es que sepas si son efectivas para aumentar la probabilidad de embarazo o no.

Posturas sexuales para conseguir el embarazo: ¿tienen una base científica?

 Hemos visto cuáles son las posturas a las que, por creencia popular, se les atribuye una mayor eficacia para concebir. También los argumentos de porqué se piensa que son mejores.

Vamos ahora con la opinión de los expertos en reproducción.

La respuesta es unánime: las posturas de las relaciones sexuales no afectan cuando se busca el embarazo.

El embarazo se produce cuando el sémen se eyacula en el interior de la vagina. Con eso basta.

Entonces, ¿cuanto más profunda sea la eyaculación es mejor o no? No. En realidad en el semen solo hay entre un 5 y un 10% de espermatozoides. El resto es un líquido que les protege y mantiene en condiciones óptimas hasta que son eyaculados.

Una vez en la vagina, los espermatozoides comienzan inmediatamente su recorrido en dirección a las trompas de Falopio, donde se produce la fecundación del óvulo.

Para llegar hasta allí se valen de su propia movilidad (impulsados por su cola o flagelo) y de las pequeñas contracciones de las paredes del tracto reproductor femenino.

Se ha comprobado que el tiempo que transcurre desde que los espermatozoides son liberados en la vagina, hasta que llegan a las trompas de Falopio es de unos 5 minutos. De ahí que en los centros de reproducción asistida, tras la inseminación se deje a la paciente tumbada durante 5 minutos.

¿Es necesario tener las piernas levantadas para que no se escurra el sémen? Tampoco. Los espermatozoides, siempre y cuando hablemos de un hombre fértil, son capaces de subir por el cuello del útero por sí mismos. Así que intentar retener el sémen al finalizar el acto sexual no tiene ningún efecto.

Afirmar lo contrario sería como decir que hacer el amor de pie es un buen método anticonceptivo. Lo que es una burrada.

¿Y si llegamos al orgasmo es más probable conseguir el embarazo? Si llegas al orgásmo bien por ti y tu pareja. Os ayudará a disfrutar mucho más de la búsqueda del embarazo, pero no es un factor determinante. Fíjate qué contradictorio es que algunas mujeres que son forzadas sexualmente se queden embarazadas a pesar de haber pasado la que probablemente sea la peor experiencia de su vida.

Ahora que conoces la verdad sobre las posiciones sexuales para la fertilidad, seguro que te estás preguntando si hay algo que sí puedas hacer para quedarte embarazada.

¿Hay algo que puedas hacer respecto a las relaciones sexuales para aumentar la probabilidad de embarazo?

Pues la verdad es que sí, pero no tiene que ver con las posturas, sino con tu cuerpo y el disfrute.

✔ Conoce tu fertilidad: haz un seguimiento de tus ciclos y ten relaciones sexuales en tus días más fértiles.

✔ Practica el sexo en días alternos: así das tiempo a que el semen tenga una buena concentración de espermatozoides. Esperar más de 3 días entre cada eyaculación no aumenta las probabilidades de concepción.

✔ Relajarse y llegar al orgasmo: pero no porque se aumente la probabilidad de embarazo en cuanto al factor biológico. Relajarse, disfrutar y pasarlo bien reduce el estrés, que sí es contraproducente.

Como resumen de todo lo expuesto en este artículo, se puede concluir que el semen contiene un porcentaje bajísimo de espermatozoides, y que estos ya se espabilan para avanzar y no caer por el efecto de la gravedad. 

Así que si estás buscando el embarazo, practica el sexo en tus días fértiles, disfruta de ello, busca las posturas que te resulten más cómodas, más excitantes o más estimulantes para ambos, sin limitaciones. Da rienda suelta a tu instinto.

Y si no consigues el embarazo de manera natural pasados 6 meses, consulta con un experto en fertilidad. En el centro Gina Oller de Fertilidad natural y reproducción ofrecemos soluciones médicas en combinación con otras terapias complementarias. Porque sabemos que cada persona tiene unas circunstancias diferentes y únicas. 

 

Te va a interesar….

Aquí te dejo dos post que seguro que te interesan: