Somos la primera generación que sabe más de anticoncepción que de fertilidad 

Si lo piensas bien ahora mismo la sociedad, y sobre todo los jóvenes, saben más de anticoncepción que de fertilidad.

Como sociedad, hemos logrado un gran avance en cuanto a prevención de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. Los diferentes métodos anticonceptivos y cómo protegen al individuo es algo conocido por casi todo el mundo. 

Tambi√©n se han derribado barreras en cuanto a que se habla de ello con naturalidad. Los padres, tutores y educadores hablan sin tab√ļs con los m√°s j√≥venes de ello. Para que cuenten con la informaci√≥n necesaria para no poner en riesgo su salud.

Sin embargo, el tema de la fertilidad (o mejor dicho, la infertilidad) a√ļn es un tema del que se evita hablar en la mayor√≠a de las situaciones. Por no incomodar o porque es un asunto que provoca tristeza y frustraci√≥n.¬†

Atenci√≥n, spoiler: si buscas un alegato contra la anticoncepci√≥n, no lo vas a encontrar. En Tienda Fertilidad creemos que cada persona tiene circunstancias y necesidades √ļnicas. Y que hay que dar soluciones a todos, desde el m√°ximo respeto a la individualidad.

Lo que s√≠ vamos a tratar es de dar relevancia a algo importante: que tambi√©n es necesario dar visibilidad a los temas relativos a la infertilidad. Fundamentalmente de cara a evitar frustraciones, verg√ľenza o incomprensi√≥n.

Vamos a tratar este tema con profundidad.

 

¬ŅPor qu√© se habla m√°s de anticoncepci√≥n que de fertilidad?

Siempre se ha dicho que m√°s vale prevenir que curar. Por eso, en las √ļltimas d√©cadas se ha hecho un gran esfuerzo por promover la informaci√≥n respecto a los m√©todos anticonceptivos.

Desde los primeros a√Īos de la pubertad, se dota a los j√≥venes de informaci√≥n para que utilicen el preservativo como protecci√≥n ante enfermedades de transmisi√≥n sexual. Tambi√©n como anticonceptivo.

Además, la mayoría de las mujeres en edad fértil y sin pareja estable deciden tomar píldoras anticonceptivas, ponerse DIUs, parches, anillos vaginales, etc.

Cada vez más, también los hombres acuden a tratamientos hormonales, como la píldora anticonceptiva masculina, geles o de manera más definitiva, la vasectomía.

Así que el tema de la prevención está muy controlado. 

Sin embargo, llegado el momento de tener hijos, se sigue dando por sentado que solo hay que dejar que la naturaleza siga su curso.

¬ŅAcaso no es necesario conocer ayudar al organismo para que est√© en condiciones √≥ptimas para concebir?

De hecho, tras a√Īos de utilizar anticonceptivos hormonales, seguramente necesites un tiempo para que tu cuerpo elimine todo su rastro.

Cada vez se retrasa m√°s la edad de b√ļsqueda del primer embarazo de las mujeres. Y esto tambi√©n hace que las probabilidades de √©xito sean menores.

Así que cuando el embarazo no llega tras meses de intentarlo, aparecen las frustraciones, las dudas, las inseguridades, etc. 

Y como no es algo ‚Äúnormal‚ÄĚ, no se comenta. Como si requerir ayuda a especialistas en fertilidad fuese algo de lo que avergonzarse.

Hablamos con naturalidad de los embarazos, pero no de los intentos…

 

¬ŅC√≥mo afecta a la fertilidad la toma de anticonceptivos?

Ya hemos comentado que tomar anticonceptivos nos parece la mejor manera de controlar la planificación familiar. Cada persona tiene un reloj biológico diferente, y su grado de madurez emocional también influye.

Pero no debemos caer en la trampa de los falsos mitos. No existe evidencia científica de que los anticonceptivos hormonales tengan ninguna relación con los problemas de fertilidad.

Que una mujer tenga mayor o menor facilidad para quedarse embarazada no depende de si tom√≥ anticonceptivos durante a√Īos.

De hecho, hay mujeres que en cuanto dejan de tomar la píldora se han quedado embarazadas.

Sí que afectan otra serie de factores como la edad, la genética, la alimentación, el estrés, los malos hábitos (tabaco, alcohol, drogas), y un largo etcétera.

Por eso, ante la menor duda de que podría haber dificultades para conseguir un embarazo, lo mejor es acudir a un especialista en fertilidad con capacidad para evaluar al paciente tanto física como mentalmente.

 

¬ŅC√≥mo enfrentarnos a los problemas de fertilidad?

Cuando algo te preocupe, lo mejor es compartirlo con alguien. Hablarlo.

El hecho de no poder contar nuestros problemas, de la naturaleza que sean, no beneficia a nuestra salud.

El miedo, el estr√©s, la frustraci√≥n, los temores, la verg√ľenza son sentimientos que afectan a nuestro estado de √°nimo y tambi√©n generan tensiones musculares. Si nuestro cuerpo no est√° bien, ¬Ņc√≥mo va a funcionar con normalidad?

Llegado el caso de que necesites ayuda m√©dica, ¬Ņqu√© tiene de malo? ¬ŅAcaso no acudimos al m√©dico cuando tenemos un resfriado? ¬ŅNo es lo mismo?

Debemos ser capaces de romper con el tab√ļ: la infertilidad no es motivo de verg√ľenza.

Atr√°s quedaron las √©pocas en las que se cuestionaba la virilidad del hombre o aquello de ‚Äúno ser una mujer completa‚ÄĚ si no se ten√≠an hijos.

Así que el mejor consejo que podemos darte es: mantén la calma y trátalo con naturalidad.

Busca ayuda profesional y valora tus opciones, que son muchas. 

Cómo superar el choque emocional cuando el embarazo no llega

Todos sabemos que a pesar de los avances en medicina, no siempre se consigue ese embarazo tan deseado.

En esos momentos tan duros es donde más se echa en falta la educación emocional. Nadie nos prepara para ese momento de aceptación de una realidad tan dura.

Si hablar sin tapujos de problemas de fertilidad a√ļn es una barrera, lo de no conseguirlo a pesar de haber pasado por tratamientos m√©dicos se hace mucho m√°s cuesta arriba.

Sin duda es una mala noticia. Y como cualquier otra decepción en la vida, la asimilación requiere de ayuda. En muchos casos de psicólogos.

No es un tema del que se hable a√ļn con naturalidad.¬†

Aunque la tendencia, en un mundo hiperconectado y con información disponible desde cualquier móvil, es que estas barreras están desapareciendo.

Así que no es difícil conseguir información, conocer grupos de apoyo y buscar ayuda online.

Sin embargo, no es la solución. Necesitas una atención personalizada y de manos de un profesional. 

Si vas a acudir a un centro de fertilidad, no olvides preguntar si cuentan con psic√≥logos que te acompa√Īen durante todo el proceso.¬†

Te ayudar√° durante el proceso a canalizar ese c√≥ctel de sentimientos por los que vas a pasar. Tambi√©n te ayudar√° a no tirar la toalla a mitad de camino o a sobrellevar esa tristeza si en alg√ļn momento la evidencia m√©dica recomienda no seguir intent√°ndolo.

Si te apetece saber qué otros factores tener en cuenta para elegir clínica de reproducción asistida, échale un vistazo a este otro artículo.