El seminograma: ¿qué es y qué tengo que hacer?

Cuando una pareja busca un bebé y el embarazo no llega, lo normal es acudir a especialistas y hacer un estudio de fertilidad. Y la prueba más común en los hombres es el seminograma.

También se le llama espermiograma, espermocultivo o cultivo seminal.

Es un proceso sencillo, pero hay que ser cuidadosos en la recogida de la muestra. 

Al fin y al cabo, se necesita que esté bien tomada para no tener que repetirla y para que los resultados del análisis sean correctos.

Pero que no cunda el pánico, que con unos sencillos consejos verás cómo resolvemos todas tus dudas.

Diferencias entre laboratorios de análisis seminales

Lo primero que tienes que saber es si el análisis del esperma te lo van a hacer en un laboratorio especialista en reproducción o en un laboratorio generalista.

¿Por qué es esto relevante? Porque unos cuentan con sala de obtención de muestras y otros no.

Los seminogramas en laboratorios de reproducción

En los laboratorios de reproducción sí que tienen espacios donde buscar intimidad, en la sala de obtención, y que te sientas relajado para la obtención de la muestra allí mismo. Te ahorras tener que preocuparte por el transporte seguro.

El espermiograma en laboratorio generalista

En los laboratorios generalistas, que es donde se hacen todo tipo de análisis (sangre, orina, etc.), no suelen tener espacios especialmente pensados para la obtención de la muestra de semen. Así que lo más normal es llevarla ya desde casa.

Si ese es tu caso, debes tener en cuenta que en el transporte hay que tomar precauciones para que no se eche a perder.

Pero empezando por el principio…

Cómo obtener la muestra de semen

Ya sea en tu casa o en la sala de obtención del laboratorio, la muestra de semen se recoge en un recipiente estéril de boca ancha. ¿Sabes cómo son los de recogida de orina? Pues esos mismos, como este de este link: link bote muestra semen

Te lo facilitarán en el laboratorio o clínica de reproducción, pero si no, puedes comprarlo en la farmacia.

Lo que no debes utilizar nunca es un preservativo para la recogida de la muestra. Ten en cuenta que los preservativos llevan espermicidas, que debilitan a los espermatozoides. 

Tampoco debes ayudarte de pomadas, cremas lubricantes o incluso de saliva. Y olvídate de usar el coitus interruptus. Tu pene debe estar limpio, basta con lavarlo con agua y jabón.

¿No estás seguro de cómo será eso de recoger tu semen en un bote? De nada sirve que te digan que es fácil si no lo compruebas por ti mismo: si esto te preocupa, puedes practicar antes del día que tengas que entregar la muestra. Es una muy buena idea para que compruebes si te resulta fácil todo el proceso: relajarte, masturbarte, qué hacer con el bote mientras, la puntería, etc.

Solo una pega con el consejo anterior: no lo hagas justo el día de antes de la prueba. Se recomiendan unos días de abstinencia.

Dependiendo del laboratorio te indicarán más o menos días de abstinencia sexual, pero lo habitual es que esté entre 2 y 5 días. No hay evidencia científica de que una mayor abstinencia consiga que la muestra tenga más cantidad y calidad de espermatozoides.

Cómo transportar la muestra de semen

Una vez tienes la muestra para el seminograma, tampoco hay mucho de lo que preocuparse, siguiendo unos sencillos consejos verás como es perfectamente factible:

  • Tiempo: calcula unos 45 minutos desde la obtención hasta la entrega en el laboratorio. 
  • La luz: debe estar a oscuras, como cuando está dentro del cuerpo humano. Tapar el bote con papel de aluminio bastará. 
  • Temperatura: necesita estar controlada. Aunque admite un rango bastante amplio, entre 20 y 40ºC. En el laboratorio tienen placas con temperatura regulada para las muestras, pero en tu caso tendrás que hacerlo con tu temperatura corporal. 

A efectos prácticos, lo que tienes que hacer para que el seminograma sea válido es salir de casa en cuanto obtengas la muestra de semen y evitar que pierda temperatura manteniendo el bote junto al cuerpo.

Pero es posible que te sigas preguntando qué es exactamente lo que van a analizar. Es normal, es un proceso que puede suponer muchas dudas y una cierta incomodidad. Te lo aclaramos a continuación.

¿Qué es exactamente un seminograma?

Una vez entregada la muestra de semen, el laboratorio tardará muy poco en analizarlo. Se analiza a nivel macroscópico y microscópico, para poder evaluarlo en su conjunto.

Lo que harán será un análisis cuantitativo, para saber la concentración de espermatozoides, el volumen del eyaculado, etc.

Y también un análisis cualitativo, para conocer cómo es su calidad, color, viscosidad y pH entre otros.

Por eso la muestra debe recoger la eyaculación completa: si se cae parte o se derrama habría que repetirla otro día. 

Ten en cuenta que no todo lo eyaculado son espermatozoides. De hecho, y ojo que este dato te va a sorprender: el porcentaje de espermatozoides en el semen de un hombre sano y fértil ronda entre un 5 y un 10%.

El semen es todo lo eyaculado y en el eyaculado hay muchísimas más cosas que espermatozoides. El resto son fluidos necesarios para lubricar el paso de los espermatozoides, protegerlos y darles el ambiente y capacidades necesarias para que sean fecundos.

Así que, si miras los resultados que te den en el laboratorio antes de que los vea el especialista en reproducción, ¡no te alarmes si ves porcentajes bajos! Deja que lo revise un médico y que sea él quien haga el diagnóstico.

Recogida de la muestra de semen: sencillo y fácil

Como has podido comprobar, la recogida de la muestra de semen para que te hagan un seminograma y evaluar tu fertilidad, no es nada complicado.

Sí que vas a necesitar estar tranquilo, pero si has leído el artículo, con toda la información e incluso practicando en casa verás que es tan sencillo que no hay motivos para ponerte tenso.

Si la obtención la haces en el laboratorio y no sabes si conseguirás estar lo suficientemente relajado como para que la masturbación tenga éxito, habla con ellos, pídeles que te enseñen la sala de obtención, y familiarízate con el entorno antes del día de la cita.

Como resumen, esto es lo que debes tener en cuenta:

  • Respeta la abstinencia que te indiquen.
  • Utiliza un bote estéril de boca ancha: de los de farmacia.
  • Si la vas a obtener en casa, acude al laboratorio en menos de una hora.
  • Protégela de la luz y mantenla a temperatura corporal.

Y lo más importante, haz todas las preguntas que necesites. En el laboratorio o en tu centro de reproducción te ayudarán sin dudarlo.



INSPROVET Bote de Recogida para Muestras de Polipropileno Estéril con Tapón Rojo y 100 ml de...
  • Bote estéril para tomar muestras
  • Cierre hermético y tapa de color rojo
  • Graduado

Aquí también puedes consultarnos si aún tienes algún tipo de incertidumbre, déjanos un comentario o contacta con nosotros.

Respecto a otros post que te pueden interesar, aquí te dejo dos: